Club de Excursionismo

Club de ExcursionismoEl Club de Excursionismo es una organización formada por integrantes de la comunidad educativa del Colegio Héctor de Cárdenas que buscan desarrollarse integralmente a través del campismo, y asumen un compromiso de vivir totalmente los valores del Proyecto Educativo. Se fundó en 1977 en el colegio marista de San Juan de Miraflores, donde fue perfilando su peculiar estilo, y ayudó en la formación de muchos jóvenes. En el Héctor se instituyó desde sus inicios en 1984, y continúa hasta ahora como factor importante en su vida institucional.

Es una organización sui generis; no es propiamente una tropa Scout, aunque incorpora elementos del escultismo; no tiene muchas reuniones propias, pues la mayor parte de su actividad debe desarrollarse en la vida cotidiana del colegio. Tenemos sesiones de capacitación, y algunos paseos, viajes y excursiones en los cuales los integrantes aprenden aspectos del campismo, gozan interactuando con la naturaleza y la sociedad, se relacionan entre ellos y refuerzan el espíritu para poder vivirlo en el día a día. Es en el colegio donde deben vivir su liderazgo y su actitud de servicio. Cada cierto tiempo tenemos reuniones para revisar la vivencia de cada cual.

El Reglamento del Club especifica los fines de nuestra organización:

  • Formar líderes capaces de servir al prójimo en cargos de dirección.
  • Lograr en sus integrantes una personalidad recia, con voluntad y autocontrol.
  • Integrar a sus miembros en una gran familia en la que primen la amistad y el respeto mutuo.
  • Fomentar el respeto, contemplación y conservación de la naturaleza.
  • Formar a sus miembros en las técnicas del campismo.

Los integrantes del Club son en su mayoría estudiantes del Héctor; existe también un grupo de personas mayores (denominados los Panzer), que son profesores o padres de familia del colegio que acompañan a los jóvenes en los paseos, y transmiten el espíritu del Club. Todos forman parte de patrullas, que corresponden a los equipos de colores del colegio.

Los estudiantes postulan al Club, y tras un año de participación (si han cumplido los requisitos) pasan a ser aspirantes. Se llega a ser miembro pleno tras un período como aspirante viviendo de manera destacada el espíritu del Club. Los plenos ejercen los cargos de dirección y tienen voto en las decisiones.

Son deberes de los integrantes asistir a las reuniones y paseos, practicar de manera sistemática un deporte, tener conducta personal positiva, actitud de servicio y un rendimiento académico aceptable. Lo más importante es vivir un espíritu de superación personal y construcción de una sociedad mejor, que expresamos con nuestro lema “Todo está en el estado mental”.

Los viajes y paseos del Club tienen un estilo particular; hacemos largas caminatas, dormimos con nuestras bolsas en donde nos agarra la noche, intentamos conocer a fondo los ecosistemas, la vida de la gente, y gozar apreciando la naturaleza. Aspiramos a que los integrantes asuman como propio nuestro espíritu, y que al egresar del colegio sigan en contacto con la naturaleza, la cuiden, la gocen, y vivan un liderazgo al servicio de la colectividad.