UNA TRISTE NOTICIA, Y UNA TAREA POR DELANTE

Comparto con toda la comunidad educativa una triste noticia; nuestro colegio cerrará sus puertas al terminar el año escolar 2020. La Gerencia General ha enviado un comunicado explicando las razones del cierre, lo que nos exime de detallar las mismas en esta editorial.

Tenemos una gran pena. A lo largo de nuestros 36 años de vida hemos formado integralmente a cientos de niños y adolescentes, que han sido felices y libres en nuestras aulas. Decenas de profesores hemos laborado con alegría y dando lo mejor de cada uno de nosotros. Somos un proyecto educativo que ha dado aportes a muchos colegios y a la educación nacional. En mi caso la pena no es solamente como director, sino personal: llevo veinte años en el Héctor: ha sido una etapa hermosa donde me consolidé como docente y conseguí grandes amistades. Cerrar este ciclo nos genera una gran tristeza, pero ante la situación económica el cierre fue inevitable y tenemos que aceptarlo.

Tenemos todos, en especial estudiantes y profesores, una tarea por delante: culminar el presente año escolar lo mejor posible dentro de los límites que nos pone la pandemia. Hemos sido creativos y dedicados este año en nuestra relación digital tanto en las clases como en actividades. Que la pena que nos embarga no disminuya nuestro ánimo y esfuerzo. Hay que seguir conectados a clases, seguir atentos el Sieweb, vivir con intensidad el tiempo que nos falta para cerrar el año.

Otra tarea grande la deberá asumir el personal. Hay muchas tareas administrativas por delante, y tenemos que desarrollarlas en un contexto de teletrabajo. Daremos indicaciones sobre este tema progresivamente a través del Sieweb.

Los padres deberán iniciar la búsqueda de un nuevo centro educativo para sus hijos, los profesores y administrativos buscar un nuevo centro laboral. El Colegio los ayudará lo mejor que podamos para que este paso se de en las mejores condiciones.

Walter Rodríguez
Director