NUESTRO COLEGIO

El Héctor, forma coloquial como nos referimos a nuestro colegio, inició en 1984 en el local de Jr. Río de Janeiro 345 que actualmente es Inicial y Primaria, con 72 estudiantes, número que poco a poco fue incrementándose a lo largo de los años. Desde los inicios nos embarcamos bajo una línea educativa distinta; la relación con la naturaleza y el compromiso con el país.

Ahora, en esta época globalizada y de problemas ambientales y conflictos sociales consideramos importantes continuar firmemente en no perder nuestra esencia educativa.

Si quisiéramos describir al Héctor hoy, diríamos:

Que somos un colegio pequeño que conforma una familia, en la que cada cual es aceptado como es, con sus virtudes y defectos; en donde se es uno mismo, sin máscaras; donde se aprende a dar y recibir afecto. Donde nos jugamos por cada uno de quienes son parte del proyecto dándole el apoyo que necesita. Donde hemos curado a gente que venía con problemas y carencias, y ha encontrado en el Héctor el ambiente que necesitaba para sanar y desarrollarse.

Que somos un colegio contracorriente, contra la corriente del egoísmo, planteamos una prioridad en los valores y lo formativo. Contra la corriente del mercantilismo, creemos en la solidaridad y el amor traducido en obras. Contra la corriente de una religión funcional al sistema, intentamos presentar la vida y mensaje de Jesús de Nazaret. Contra la corriente de la exclusión.

Que somos un colegio que intenta superar los miedos; que busca los encuentros personales consigo mismo, con los demás. Donde existe la auténtica disciplina, basada en la convicción y en el respeto. Donde buscamos que cada uno desarrolle su estilo personal de liderazgo al servicio de la sociedad. Donde los estudiantes son protagonistas de la gestión participando en las decisiones colectivas a través de los Consejos Estudiantiles, y las asambleas generales y de aula.

Que somos un colegio que pone a sus integrantes en contacto con la naturaleza con paseos y campamentos. Que encontramos en el deporte y el arte actividades formativas fundamentales, e intentamos que nuestros chicos los conviertan en una manera de vivir. Que pone a sus estudiantes en contacto con la realidad social a través de los comentarios sobre el acontecer nacional e internacional y proyectos de Responsabilidad Social.

Walter Rodríguez M.

Director