Editorial

  • 16/02/2018

    A LAS FAMILIAS HECTORINAS, A LAS NUEVAS Y A LAS DE SIEMPRE… ¡SEAN BIENVENIDAS!

    Llegué a trabajar al Héctor hace muchos años. Desde el primer momento sentí que había llegado a un lugar que me resultaba extrañamente familiar. La cercanía, la alegría, el debate, el decir cosas de frente, la horizontalidad… Me recordaba lo que viví siempre en casa. Pasaron varios años. Vincent y yo, habíamos tenido un niño y con él, llegó la difícil decisión de escoger un colegio. Ambos habíamos trabajado en muchos lugares diferentes y teníamos el privilegio de haber visto, desde dentro, cómo funciona el sistema escolar. El Héctor reunía todo lo que nos gustaba. Sabíamos lo que nuestros compañeros de trabajo ofrecían a l@s niñ@s en el colegio: un ambiente familiar, pero sobretodo, la conciencia de estar formando ciudadanos. Ciudadanos de HOY y no sólo ciudadanos del futuro. Habíamos visto la experiencia del Consejo Estudiantil (COES) y las reñidas... Leer más

Desde la Vida

Quijotes de Hoy

El mundo de la técnica,
el mundo de la ciencia,
está matando a los "Quijotes"
de este mundo... no se les deja
un lugar para vivir.

No hay para ellos identidad
ni rostro.
Por eso hay tantos ateos,
tanta soledad,
tanta injusticia, tanta hambre...
... ¡Cuánta falta nos hacen
los nuevos
Quijotes de hoy!

Hombres cuyas vidas
sean un servicio y
una defensa de los débiles,
de los desposeídos,
de los perjudicados
con los nuevos hechizos de hoy.

Cuánta gente
sanamente "locos",
nuestra sociedad los hace
enfermamente "cuerdos",
a quienes su corazón
nunca les pedirá
una locura con la que reventar.

DLV 187