Editorial

  • 19/08/2016

    HÉCTOR DE CÁRDENAS: MI MAESTRO

    El colegio se funda para transmitir la vida y el mensaje del P. Héctor. Por ello comparto en esta editorial un resumen de lo que significó en mi vida, y comprenderán mejor la manera como intentamos formar a nuestros estudiantes. Juan Borea. Conocí a Héctor de Cárdenas en 1972; él tenía 44 años, aunque por su pelo cano parecía de más edad, por lo que más adelante le diríamos de cariño “Veterano”. Yo tenía 19 años y estudiaba en la Universidad Católica, luego de haber pasado desde los 12 años como interno con los hermanos maristas. El P. Héctor era capellán del colegio San Luis, cuyo equipo de fútbol de menores yo dirigía. No me conocía personalmente, pero un día en el patio me salió al encuentro para pedirme que lo ayudara a hacer un retiro con otros jóvenes, y para hacer trabajos por los más pobres. Acepté y fui a visitarlo a su casa en la calle Ramón... Leer más

Desde la Vida

Quijotes de Hoy

El mundo de la técnica,
el mundo de la ciencia,
está matando a los "Quijotes"
de este mundo... no se les deja
un lugar para vivir.

No hay para ellos identidad
ni rostro.
Por eso hay tantos ateos,
tanta soledad,
tanta injusticia, tanta hambre...
... ¡Cuánta falta nos hacen
los nuevos
Quijotes de hoy!

Hombres cuyas vidas
sean un servicio y
una defensa de los débiles,
de los desposeídos,
de los perjudicados
con los nuevos hechizos de hoy.

Cuánta gente
sanamente "locos",
nuestra sociedad los hace
enfermamente "cuerdos",
a quienes su corazón
nunca les pedirá
una locura con la que reventar.

DLV 187